Iberovinac

22 diciembre, 2015

En la última semana de noviembre tuvo lugar “Iberovinac”, el XVI Salón del Vino y la Aceituna de Extremadura, en Almendralejo. Ciudad que posee dos títulos: uno otorgado en 1987 como “Ciudad Internacional del Vino” y otro desde hace más de treinta años, como “La Ciudad del Cava”. Es la única ciudad Extremeña donde se puede elaborar cava.
Este año Iberovinac ha tenido un enfoque de “Enoturismo” un concepto que surgió hace unos años para definir el tipo de turismo que ofrece al visitante la posibilidad de conocer la gastronomía, la cultura, la tradición y la salud a través del vino. Cada día hay más gente que se acerca a las bodegas para conocer cómo se elabora un vino.
Iberovinac es la única feria de vino que se realiza en Extremadura. Antes se celebraba en mayo, pero desde el 2013, es el mes de noviembre el privilegiado para este espectacular evento en el que todas las bodegas participan. No es una feria de gran referencia como Fenavin o Alimentaria, donde podemos encontrar bodegas de toda España. Es modesta pero entrañable y eso me emociona. Este año han asistido bodegueros extremeños y portugueses, además de la D.O. Valdeorras.



 Imagen de izquierda a derecha: Yolanda Hidalgo e Ignacio de Miguel

Ignacio de Miguel fue quien inauguró este año las catas organizadas. Es conocido como el enólogo de la “jet set”o de los famosos, así que, cuando me enteré de que venía este año a Almendralejo, era una cita a la que no podría faltar. Tenía curiosidad por escuchar a un enólogo como él, con una gran trayectoria profesional. Seleccionó sólo seis referencias de vino para la cata. Todos tintos con crianza de bodegas que asesora en diferentes zonas vitivinícolas de España, pero con un denominador común: la misma mano que “compone los vinos” mediante la cata, que es así como llama él al proceso de hacer las mezclas, “coupage” o dicho de otra forma, los “blend”. Es una forma original de describirlo, porque, realmente, es como si compusiéramos un poema o una partitura de música. Todo tiene que encajar hasta llegar al equilibrio.
La cata también fue una oportunidad única para conocer de primera mano algunos de sus proyectos. Me gustó su sinceridad y la cercanía con la que hablaba de cada uno de ellos.  Comenzó en Pagos de Familia Marqués de Griñón, teniendo la oportunidad de trabajar con Michel Rolland. Cuando hablaba de Carlos Falcó, recordé cuando trabajé ahí en el 2012. Fue una gran experiencia personal y profesional. 

Imagen de Yolanda Hidalgo: Algunos de los vinos de Ignacio de Miguel

Ignacio de Miguel inicio más adelante su proyecto personal como asesor, trabajado actualmente con un gran número de bodegas de diferentes zonas, como él mismo dice “No soy un flying winemaker sino enólogo de driving winemaker” o dicho de otra forma un enólogo rodante. Así es como se definen a los enólogos cuya filosofía va más allá de un único proyecto, sabiendo trasladar y adaptarse a diferentes zonas vitivinícolas, aportando toda su experiencia profesional y personal.
Estoy de acuerdo con él en que no podemos cambiar el sitio donde nace un vino. No hay que olvidar la complejidad vitivinícola de España; donde encontramos una gran diversidad de suelos y climas. Como bien dijo “Los vinos están marcados por tres factores: uno el sitio dónde nace, el segundo es la variedad y el último es el trabajo del hombre”. El único que no podemos modificar es el lugar donde nace. Igual pasa con las personas.
Un vino capaz de transmitir el sitio donde nace; escapando de la globalización ausente de personalidad. Sin reflejar a la persona que lo elabora, como bien dice Ignacio de Miguel “el enólogo debe de ser la persona que lo guie”. Por eso, nos reto a que al final de la cata le dijéramos si hay en “carácter Ignacio de Miguel” en todos los vinos o si por el contrario, tienen una personalidad navarra, ribera, rondeña o extremeña.  Y lo comprobé, cada vino que cataba era diferente al anterior.
Al escucharle hablar de las bodegas y los vinos, de cómo empezó el proyecto, del tipo de suelos, sus barricas; sentí la curiosidad de visitarlas y conocer más sobre ellas.
Encantada de conocerte!


          Yolanda Hidalgo

(Ydalgo Asesoría Enológica)

Más información sobre el mundo el vino en  Ydalgo Asesoría Enológica

4 comentarios:

  1. Grandísimo artículo que muestra la la profesionalidad partiendo de la humildad a la hora de elaborar un trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guillermo,
      Me alegra que te haya gustado el artículo;
      Gracias por tus palabras y
      por pasarte por aquí.
      Un abrazico, Yolanda.

      Eliminar
    2. Bonito articulo, enhorabuena Yoly.
      Saludos de Ronda,y feliz año nuevo. Federico

      Eliminar
  2. Muchas gracias Federico. Feliz año nuevo lleno de vino y vida; lo de vicio...Un fuerte abrazo.
    Besos, Yolanda.

    ResponderEliminar